De Temblores y Sismos hechos en México

Escrito por Director

19 de septiembre de 19… ¡no esperen! ¿de 2017? Fecha fatídica para nosotros como mexicanos 19 de septiembre…

Como cada año, miles de personas alrededor de todo el país estuvieron preparadas para realizar el ya acostumbrado simulacro preventivo de temblores, este año se agendó para las 11 de la mañana.

Ciudad de México – Suenan las alarmas, las aplicaciones de los teléfonos inteligentes se coordinan y también forman parte del mismo; estudiantes, maestros, trabajadores con no gusto optan por seguir las indicaciones, algunos consideran tiempo perdido, otros una forma de evadir el arduo trabajo; nadie está preparado para lo que vendrá horas después.

Guadalajara – Ciudad que forma parte del simulacro nacional, empresas y centros gubernamentales atienden al simulacro, a diferencia de la ciudad de México pocos ciudadanos por iniciativa propia le dan seriedad.

En casi todas partes del país el simulacro es catalogado como exitoso, esta afirmación está a punto de ser cuestionada.

Al filo de la 1 de la tarde, casi quince minutos después, transmisiones en vivo de medios de comunicación convencionales a nivel nacional casi al unísono afirman; “esto no es un simulacro, se encuentra temblando, evacúen”. Palabras que tal vez puedan sobrar pero que para otros que aun estuvieran incrédulos significaría la vida.

¿Diferencia entre 1985 y 2017? Si, la cultura que inculcan en la ciudad de México para casos como este ayudó a salvar vidas, aunque a diferencia del simulacro varias personas afirman, las alarmas no sonaron en varios puntos, supongo necesitan recargarse o algo parecido (…) incredulidad en el país fue lo primero que sucedió ¿un terremoto después de un simulacro? Pocos lo creían posible. Siguiente paso… buscar si es verdad, he aquí la principal diferencia entre ambos casos; miles de ciudadanos se vuelcan a redes sociales; Facebook, twitter, Instagram. Al instante cientos de videos entre ellos de derrumbes, casas, escuelas, explosiones, una verdadera zona de desastre que, a pesar de todo, ¡pudo ser peor!

Solidaridad; palabra que para muchos recuerda un trago amargo para el país pero que su significado real en esta ocasión sale a relucir; cientos de personas con lo que pueden salen a ayudar a su prójimo, palas, picos, dueños de maquinaria pesada, incluso la señora que con lo poco que tiene ayuda con llevar café y tamales para aquellos que tienen horas en labores de rescate.

 – ¿por qué lo hago? Ahora por ellos, mañana puede ser por mí –

Madrugada; Google lanza la búsqueda de personas en su red, se confirma la muerte de 21 niños de kínder, más otros de secundaria, la cantidad exacta es incierta, pesadumbre, aflicción, años de preparación para que en un instante la naturaleza diga que no es suficiente lo que hagamos. Silencio, sólo un minuto y proseguir, aún faltan personas por rescatar.

20 de septiembre; Guadalajara – todos quieren ayudar, salen centros de acopio incluso en las cocheras, inexplicablemente pocos de los centros de apoyo tienen al momento idea de cómo hacer llegar todo lo recolectado a su destino. ¿publicidad o real sentimiento de ayuda?

CDMX – Nuevos derrumbes, los lugares previamente identificados tienen personal suficiente y capacitado para terminar los rescates, llegan los ¿binomios? Ah sí, perros buscadores, de pronto pensé eran matemáticas (…) Google profesionaliza la ayuda y marca por lugar y zona lo que realmente se necesita en cada lugar o centro de acopio u hospital.

La historia sigue caminando o corriendo; entre esta situación que pone a prueba no sólo a la ciudad capital sino a todos en el país y donde se crean más preguntas que respuestas… ¿de verdad quieres ayudar o sólo quieres hacer uso de la oportunidad? ¿Si yo que casi no tengo ayudo, dónde están quienes si tienen?

Izzi, Telmex, Telcel, movistar dieron señal abierta gratuita

ETN, Primera Plus, pasajes gratuitos a quienes fueran brigadistas y quieran ayudar

¿y tú político?  harás sólo tu papel de reportar los daños, coordinar la ayuda que todos los mexicanos damos ah, perdón… ¡tú también eres mexicano! Es momento de demostrar la vocación no de político, de tu verdadera vocación de servidor público.

¡México es más que su gobierno, es más que sus funcionarios y México en esta ocasión, paso a paso está demostrando, que con, o sin la clase política, puede si quiere… ¡salir adelante!

Monitoreo:

Del Autor

Director