EL INEHRM, LA OFICIALÍA MAYOR Y EL ÁREA DE IGUALDAD DE GÉNERO DE LA SEP, PRESENTAN LA EXPOSICIÓN MAESTRAS RURALES DEL MÉXICO POSREVOLUCIONARIO

Escrito por Director

Para conmemorar el 15 "Día de la Maestra y el Maestro", la Unidad de Igualdad de

Género del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de

México (INEHRM), de manera coordinada con la Oficialía Mayor y el Área de

Igualdad de Género de la SEP, presentan la exposición Maestras rurales del

México Posrevolucionario, en el Área de Exposiciones del edificio de la SEP

ubicado en Arcos de Belén 23, Centro Histórico.

Esta muestra fue inaugurada por la Maestra Guadalupe López Acosta,

Coordinadora de la Unidad de Igualdad de Género del INEHRM y el licenciado

Fernando Martínez Morales, Asesor de la dirección General de Innovación y

Fortalecimiento Académico de la SEP, el 26 de mayo a las 10:00 de la mañana.

Asimismo, estuvieron presentes la Licenciada María Luisa Valencia Durán,

Directora de Bibliotecas y Lenguaje y la Maestra Victoria Jiménez Lugo, directora

de Políticas para la Institucionalización de la Perspectiva de Género y la No

violencia

La investigación realizada por la Dra. Oresta López Pérez reúne una muestra de

fotografías realizadas entre 1920 y 1950, provenientes del Archivo General de la

Nación y la SEP, así como imágenes de murales e ilustraciones de destacados

artistas de la época.

Los testimonios gráficos de la exposición permiten reconocer una experiencia

educativa sin precedentes y semi olvidada de una generación de mujeres que

tanto aportó a la construcción educativa, tan necesaria, después de la violencia

revolucionaria, para crear los escenarios de paz que permitieron los avances

democráticos del siglo XX.

La recientemente creada Secretaría de Educación Pública solicitaba registros

fotográficos del trabajo docente para contar con evidencias que documentaran sus

acciones. Estas imágenes sirvieron también para que las maestras hicieran visible

su trabajo y para que las pequeñas comunidades contaran con una herramienta

Francisco I. Madero No. 1, Col. San Ángel, C.P. 01000, Del. Álvaro Obregón,

México, D.F. www.inehrm.gob.mx

para pedir apoyo gubernamental. Dan cuenta de los esfuerzos de las maestras así

como de sus carencias.

Así podemos constatar el trabajo docente dirigido lo mismo a niños y niñas, que a

obreros, campesinos, indígenas y personas en reclusión. Además de enseñar a

leer y a escribir, las maestras daban clases de higiene, fomentaban la preparación

para el trabajo y la cohesión comunitaria.

Fue durante la primera mitad del siglo XX, que el magisterio mexicano se llenó de

mujeres, no solo porque era una de las pocas profesiones a las que tenían

acceso, sino porque miles de ellas deseaban apoyar al desarrollo del país. Esta

masiva afluencia de mujeres al gremio, se expresó en una amplia y constante

participación en la lucha por reivindicar los derechos políticos y sociales y también

porque impulsaron luchas por la igualdad de género.

Las maestras en 1933, lograron la equidad salarial frente a los varones;

conquistaron seguridad laboral y permisos maternales como nunca antes.

Sentaron precedentes con ello, para que otras trabajadoras lo lograran y también

junto con mujeres de todos los sectores, crearon el Frente Único Pro-Derechos de

la Mujer, desde donde lucharon por conseguir el sufragio femenino.

Siendo la docencia una de las pocas profesiones aceptadas para las mujeres,

pronto fueron mayoría. Las maestras hicieron conciencia en los alumnos de sus

derechos políticos y sociales, y también lucharon por el reconocimiento de la

igualdad de género.

Monitoreo:

Del Autor

Director