Experiencia Tequila Express en Casa Sauza

Escrito por Alejandro Mora

El pasado sábado 4 de marzo tuve la oportunidad de vivir la aventura del recorrido turístico Tequila Express en Casa Sauza.

Eran las nueve de la mañana cuando la gente comenzó a llegar a las instalaciones de la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara (CANACO) para el debido registro, además de la entrega de pulseras. Una agradable recepción, con servicio de café, venta de gorras y sombrillas alusivas al paseo por disfrutar.

Con un enérgico y sorpresivo “Bienvenidos estimados pasajeros” en punto de las 10:00 am comenzó la bienvenida por parte de organización, marcando el inicio de un gran día con sabor a tequila, con música de mariachi en vivo fue como comenzó el ambiente del recorrido turístico Tequila Express, después de algunas canciones que forman parte del emblemático cancionero mexicano, el staff invito a los pasajeros a abordar sus respectivos autobuses según el color de la pulsera que nos fue entregada (mismas que indican el número de asiento), a la vez que se designaba un guía de turistas para cada grupo.

Eran alrededor de las 10:30 de la mañana cuando comenzamos a subir al autobús. Al momento de estar todos los pasajeros a bordo y arrancar el transporte, elementos del staff comenzaron a repartir un desayuno que consistía de una baguette, porciones de fruta picada, además de una bebida a elegir. ¡Así es! Hay barra en el autobús y puedes escoger entre varios sabores de refresco o cerveza.

Tiempo después mi guía de turista se presentó con el nombre de Evelyn, a quien puedo describir como una persona carismática y atenta. También nos presentó a sus compañeros, quienes serían nuestros meseros, los encargados de llevar nuestras bebidas hasta nuestro asiento. Nos indicó que nos dirigíamos a Casa Sauza ubicada en el municipio de Tequila, Jalisco, cuna de la bebida emblema de nuestro país. Nos explicó que la duración del viaje es de aproximadamente 90 minutos y nos invitó a que disfrutáramos el trayecto.

Paisaje Agavero

 

Sin duda alguna podrás disfrutar este viaje con una deliciosa y fría cerveza en mano, escuchando la música del autobús o charlar con tus compañeros de viaje. Incluso conocer nuevas personas, si es que decides ir solo. El punto es disfrutar el ambiente.

Mi asiento fue el número 08, evidentemente, en la parte delantera del autobús, como algunos podrán deducir de lado de la ventana, después de disfrutar mi desayuno, me dispuse a apreciar el panorama que corría por ventanas. Si bien ya había transitado por carreteras que gozan del agradable paisaje agavero, este viaje era especialmente diferente, pues en lo personal no conocía el municipio de Tequila.

Dicen los que saben, que las ventanas de un autobús surten un cierto efecto filosófico, que se presta para la reflexión e interiorización de pensamientos. Y bueno, pues… Esta ocasión, no fue la excepción.

En lo personal decidí disfrutar del viaje en silencio, incline mi asiento, me relaje con respiraciones profundas, al tiempo que me maravillaba en cada kilómetro de recorrido. Durante el trayecto llegué a varias reflexiones que escribí en mi libreta de apuntes, todas relativas al espíritu viajero y al agradable paisaje agavero. Es con el espíritu de estas reflexiones que escribo este reportaje, pero si me gustaría compartir una en especial.

Si bien es cierto que este recorrido goza ya de popularidad internacional, me parece sorprendente y un poco triste, que la gente propia de Jalisco, en especial, la residente en la zona metropolitana de Guadalajara, desconozca -Por supuesto empiezo hablando por mí mismo- o peor aún, que pase por rutinaria e inadvertida, la increíble belleza del paisaje agavero. Que, por cierto, fue catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 2006.

Es por eso que aplaudo este tipo de iniciativas, pues no son exclusivas para el turismo internacional o incluso nacional; también son para que nosotros los jaliscienses, los tapatíos, disfrutemos de lo nuestro, nuestros paisajes, nuestra música, nuestra comida, nuestros aromas y en esta ocasión en especial, nuestro tequila.

La vendimia de barricas a la orilla de la carretera anunciaba la llegada al municipio de tequila, eran las 11:50 am cuando pude ver el emblemático letrero “Bienvenidos a Tequila” transitamos por algunas calles y avenidas rumbo a lo que sería nuestra primera parada “El Jardín Botánico de Casa Sauza”

Jardín Botánico Sauza

 

Al llegar al municipio de Tequila, Evelyn nos contó una breve e interesante historia. Hablo sobre el cambio de nombre que antes llevaba la bebida ahora conocida como tequila. Que fue gracias a la visión de hombres con gran pasión al Tequila, como Don Cenobio Sauza, quien en 1873 adquirió la destilería “La Antigua Cruz”, una de las destilerías más antiguas de Tequila Jalisco, más tarde la rebautizó con el nombre de La Perseverancia, nombre que todavía conserva.

El Jimador

Como se podrá ver en los videos publicados en la fanapage, en esta primera parada, el “Jardín Botánico de Casa Sauza” Evelyn explico el método de reproducción del agave tequilana weber variedad azul con el que de manera exclusiva se produce el tequila, tambien de la mano de un experto jimador se tiene la oportunidad de vivir la experiencia de plantar nuestro propio agave, así como ver la demostración de la jima. Cabe destacar que la Jima es el proceso más importante en la producción del tequila, pues se conserva 100% el elemento humano, el jimador; Un oficio, para el cual no hay una escuela, es un conocimiento y habilidad, que se transmite de generación en generación. 

Después de esta experiencia, alrededor de las 12:50pm, volvimos a los autobuses rumbo a la siguiente parada, que sería “La Constancia” única bodega de añejamiento para Casa Sauza.

Antes de ingresar a la bodega el staff proporciono el necesario equipo de seguridad que consta de chaleco reflejante más casco, también hicieron la aclaración sobre la estricta prohibición del uso de celulares, cámaras fotográficas y de vídeo, dentro de la bodega, debido a cuestiones de seguridad, pues mencionan que el ambiente es sumamente volátil, esto queda manifestado el en característico –delicioso–  aroma que se percibe al ingresar a la bodega,  en la cual reposan alrededor de 15,000 barricas de roble blanco añejando los más selectos tequilas.

Se presentó un colaborador más, él era el encargado de la bodega en turno, fue quien nos recibió con la pregunta del millón ¿Cuál es el mejor tequila? Entre los asistentes impero el silencio y la duda, por supuesto no faltó quien se atreviera a responder.

Sin duda alguna fue una muy completa y reveladora explicación sobre la diferencia entre los diferentes tipos de tequilas que existen en el mercado, también hablo, de los factores que hacen que exista esa diferencia. Es ahora que puedo compartirles que, entre el tiempo de añejamiento y tipo de barrica es como dan por resultado los diferentes tequilas.

Las Barricas

Después de esta si bien puedo llamar brevísima conferencia magistral sobre el tequila, pasamos a la fábrica llamada “La Perseverancia” nombre que hace honor a los valores de su fundador. El recorrido dentro de esta, es impresionante, comenzando con la explicación y narración brindada por Evelyn, sobre la leyenda e historia en las cuales se basan el mural que se encuentra al inicio del recorrido.

El recorrido en el que se visita la bodega “La Constancia” y la fábrica “La Perseverancia” tiene una duración aproximada de una hora, en este se conocen los diferentes procesos de producción del tequila, como la hidrolisis, fermentación y destilación. Fue en la sección de hidrolisis, donde Evelyn nos dio a probar el “Mosto” una bebida que carece de propiedades alcohólicas, pues literalmente es jugo de agave crudo, el cual tiene un sabor que pudiera confundirse con un refresco de sabor raíz sin gas, solo que un poco más espeso.

En la sección de destilación Evelyn nos dio la explicación de por cuantos procesos de destilación tiene que pasar el tequila, para que pueda ser considerado como tal, según las normas oficiales mexicanas.

Al momento de terminar el recorrido, el reloj marcaba las dos de la tarde. Tiempo de pasar a conocer la “Quinta Sauza” Antigua casona construida en 1836, en sus inicios se llamó La Floreña, después cambió su nombre a Quinta del Retiro, finalmente a Quinta Sauza, en 1975, forma parte de las haciendas y casonas antiguas de la región.

En esta la Quita Sauza es donde se realiza la fiesta mexicana dentro del recorrido turístico llamado Tequila Express.

Las mesas estaban dispuestas con manteles de diferentes colores, los mismos, de las diferentes pulseras por cada camión. Cada mesa con un diferente refresco que señalaba la mesa para cada 10 personas. Cada guía de turista había designado a cada persona el producto de la mesa que le correspondía.

Son alrededor de dos horas y media de una verdadera fiesta mexicana, donde se puede disfrutar de auténtica comida mexicana, incluidas las tortas ahogadas. Con la música de un buen mariachi, espectaculares bailables, demostraciones de suertes charras y un cantante con el cual, ya disfrutando del delicioso tequila, será inevitable el querer cantar esas canciones emblemáticas de nuestra mexicanidad.

Historia, paisajes, arquitectura, cultura, música, comida, el deporte charro y mucho tequila son cosas con las que uno se encuentra en esta inolvidable experiencia llamada Tequila Express en Casa Sauza.

Y pues como no hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla, llego la hora de partir de regreso a la ciudad de Guadalajara. Con una llegada puntual a las instalaciones de la CANACO, el reloj marcaba las seis de la tarde, cuando se daba por terminada esta gran experiencia. Invitando a regresar y volver a vivir esta aventura, fue como se despidió Evelyn la guía de turistas del autobús numero 4.

Tequila Blanco

Ahora que termino de escribir estas palabras y sabiendo lo que ahora se, puedo compartirles que es el tequila blanco, mi favorito. ¿Y el tuyo?

Monitoreo:

Del Autor

Alejandro Mora

De músico, poeta y loco; todos tenemos un poco.