La obra de Peñalta se enriquece de la opinión del público

Escrito por Alejandro Mora

“Lecturas Pétras” concluye este domingo 24 de septiembre en la Biblioteca de México.

Además de su presencia en el Centro Cultural Tetetlán y El Ahuehuete, Peñalta estará presente en el vestíbulo de la Secretaría de Cultura.

“Con la presencia de mi obra en la Biblioteca de México, confirmó que la retroalimentación del público es combustible puro para continuar en el camino de este lenguaje petrificado”, aseguró el artista Peñalta a cinco días de concluir la exposición “Lecturas Pétreas” en la Biblioteca de México.

Lamentablemente hay que preparar otras exposiciones, así que esto es una invitación para que recorran las 20 piezas exhibidas en el vestíbulo del Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México en el Centro Histórico de la Ciudad de México, agregó el artista.

Bajo títulos como Niña migrante, Melancolía, Fumando Fuego, Miradas, El grito, Contemplación, Rostro, las piezas de dos centímetros de grosor, y un promedio de 75 por 45 centímetros; trabajadas como óleo sobre ónix, mármol y cuarcita, aprovecha el fenómeno psicológico llamado “pareidolia”, el cual consiste en ver rostros y seres donde no los hay.

Las opiniones de los visitantes me demuestran que “salir de mi cueva donde permanecí durante mucho tiempo tiene grandes ventajas y el desarrollo de la obra continua a través de este lenguaje que me apasiona: el arte”

Peñalta anunció que a mediados de noviembre está programada una nueva muestra, justo en el vestíbulo de la Secretaría de Cultura “un lugar importante, lugar donde surge la posibilidad de dar a conocer mi obra a un público vinculado con el ámbito de la cultura. Estoy muy entusiasmado con esa exposición”.

Además, agradeció la posibilidad de interactuar con el público que visita su obra, exhibida además  de la Biblioteca de México, en el Centro Cultural Tetetlán, espacio que alguna vez sirvió de caballerizas de la Casa Prieto, obra del arquitecto Luis Barragán ubicado en Avenida de las Fuentes 180, en el Pedregal.

De manera colectiva, la obra de Peñalta también está presente en la Galería el Ahuehuete, donde “Peñalta descubre este fragmento proveniente del tiempo. Con muchísimo esmero, aplica óleo para conectar las vetas de piedra descubriendo rostros, sensaciones y paisajes atrapados en el tiempo y el universo circundante”. Ubicado en el ex Club Condesa, El Ahuehuete es un espacio de arte en transición donde más de 45 artistas han intervenido muros y objetos.

Monitoreo:

Del Autor

Alejandro Mora

De músico, poeta y loco; todos tenemos un poco.