Semblanza Pepe Martínez

Escrito por Director

Transcripción de la Semblanza leída en el Homenaje Póstumo a:

José Martínez Barajas (1941-2016)

Es un honor para mí rendirle tributo a uno de los más grandes músicos de la

historia del mariachi en México:

Maestro José Martínez, mejor conocido por todos nosotros como “Don Pepe”.

He de comentarles que tengo el placer de conocerlo y saber, a través de su

apreciable familia, anécdotas que confirman su sensibilidad y virtuosismo.

El maestro Martínez, nace el 27 de junio de 1941en Tecalitán Jalisco, un

hermoso pueblo conocido por la tradición de sus sones; como bien lo dicen en

su canción los maestros Esperón y Cortazar, “de Cocula es el mariachi, de

Tecalitlán, los sones”

Sin embargo no fue en su ciudad natal donde el maestro inicia su desarrollo

musical, sino en la capital de Jalisco, el bello Guadalajara.

Desde muy pequeño trataba de seguir el ejemplo de su padre Don Blas

Martínez, músico arpista y laudero de guitarras y arpas.

Sus primeros estudios como violinista los cursó con el Maestro Ignacio

Camarena y en solfeo con el Maestro José Luis H. Rivera músicos de la

orquesta Sinfónica de Guadalajara Jalisco por los años 50 ́s.

A los 12 años viaja a la ciudad de Guadalajara y se integra al mariachi del

Ejército Nacional Mexicano en el cuarto batallón de infantería, junto a su padre

que orgulloso veía el avance “especial” de su hijo en la música.

En 1966, en Guadalajara Jalisco forma su mariachi Nuevo Tecalitlán, siempre

con el sueño de pertenecer al tan afamado Mariachi Vargas de Tecalitlán.

Como director y jefe del Nuevo Tecalitlán, inició una de las etapas más

importantes para la música mexicana, pues aprovechando su trabajo fijo en el

restaurante Cazadores, donde la mayoría de los visitantes eran extranjeros,

realizó infinidad de arreglos y grabaciones de temas internacionales, covers de

películas clásicas del cine mundial, e insertando composiciones propias que

fueron marcando su estilo peculiar lleno de sensibilidad, y digeribles para toda

clase de públicos.

El mundo entero comenzaba a escuchar su nombre, y se rumoraba que aquel

joven jaliscience sería una figura importante para nuestra música mexicana.

Motivado por propios y ajenos, dio rienda suelta a su talento, escribiendo

arreglos de melodías sinfónicas que a la fecha conforman el repertorio

instrumental de todo mariachi en el mundo entero.

Si viajamos un poco en la historia musical de nuestro país, recordaremos que

las agrupaciones de músicos de mariachi, únicamente se limitaban a interpretar

melodías tradicionales en fiestas, por motivo alguno eran reconocidos incluso

como músicos, eran simple y sencillamente “mariachis”. Algunos nombrándolos

en tono despectivo, y muchos otros ignorando las habilidades que requerían

para serlo.

Y es justo en ésta misma etapa, donde pone de moda los clásicos popurrís

dedicados a una ciudad, o autor representativo de nuestra cultura musical,

como el Popurrí Los Gallos, Popurrí Mi Tierra y Popurrí José Alfredo

Jiménez.

En 1975, Don Pepe recibe la invitación para integrarse al mejor mariachi del

mundo, el mariachi Vargas de Tecalitlán.

La invitación fue bastante tentadora, pues se insertaría como arreglista y

director musical.

El Vargas se encontraba en su mejor momento de fama y popularidad,

trabajando con cantantes internacionales, grabaciones en películas y acetatos

proyectados en todos los países, motivo por el cual recibe la oportunidad de

realizar la primera producción a Rocío Durcal con arreglos que le dieron mucho

mas presencia nacional a la cantante.

Sus arreglos para el Vargas de Tecalitlán: Somos Novios y el Cascabel, le

dieron a Vargas trascendencia Internacional, y en 1986 teniendo ya un lugar

muy importante dentro de los compositores y arreglistas, sorprende al mundo

con la composición de su obra magna:

Violín Huapango.

Donde les da la oportunidad a cada integrante de mostrar su virtuosismo con

los “solos” de cada instrumento.

Seguro estoy que conocemos y admiramos su arreglo alegre y cien por ciento

mexicano del primer popurrí Viva Veracruz, del cual a la fecha hay Tres

conquistando el gusto de los aficionados al mariachi.

En el mundo entero comienza a darse una revolución musical de éste género, y

por obviedad el Vargas es invitado a participar como representante de las

agrupaciones de calidad, considerándolo como el mejor del mundo en las

Conferencias y talleres realizados primero en San Antonio Texas y después por

diferentes países norteamericanos.

El Maestro Martínez ha sido pilar de festivales a nivel mundial, sobre todo del

Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería realizado desde hace 16

años en Guadalajara Jalisco.

Sus composiciones mas conocidas son:

El Viajero

Que chulada de mujer

Violín Huapango

Cuerdas de Satín

Lluvia de Cuerdas

Son el ángel

Jalisco es México

Mi Lupita

Soy México

Alma de Charro

Ponle precio

Trompeterías

Corazón de papel

Nadie como tú

La batalla

Unos ojitos

Para dejarte de amar

Y claro, arreglos que dejarán huella, por los que en este día rendimos tributo y

le admiramos profundamente:

Veracruz I, Veracruz II, Veracruz III

El Cascabel I y II

Popurrí de Los Fernández

Pop. Luis Miguel

Pop. José Alfredo Jiménez del opus 1 al 9

Puro Jalisco y la nueva Rondinela.

Sin dejar de mencionar la sensibilidad de su talento en producciones de

cantantes internacionales como: Lucha Villa, Lola Beltrán, Rocío Durcal, Luis

Miguel, Yuri, Ángeles Ochoa, Tania Libertad, Fernando de la Mora, entre

muchos otros.

Podríamos dedicar muchas, muchas horas más describiendo cada logro, cada

paso firme del Maestro Martínez, y me parece que no terminaríamos nunca.

Monitoreo:

Del Autor

Director